Suelo siempre comenzar mis entradas con alguna historia o anécdota que me lleva a la cuestión que quiero comentaros, pero, con sinceridad, no se me ocurría nada más "original" que hablar de la vuelta al cole..., y, claro, con estas pocas líneas que habréis leído hasta aquí, si eso que os planteo es el tema nuevo sobre el que va a versar este post, vais a suspirar con un ademán de aburrimiento infinito, murmurando algo como " Si, si, .... ya sabemos que estamos en
Septiembre, los niños vuelven a clase y bla, bla, bla....¡pues menuda novedad!"
No, no van por ahí los tiros... La cosa va de estudios, sí, pero desde un enfoque distinto...
Veréis, a nosotras, en Te lo Pones y Punto nos ha pasado un poco como al estudiante que, de siempre, ha sido, como suele decirse "de ciencias". Se le dan bien las mates, resuelve problemas lógicos con rapidez, le gustan los documentales sobre el Universo y su complejidad, pero se le atragantan los comentarios de texto y arrastra el Inglés y el Gallego con suficientes. No hay duda: va a ir por ciencias. No te planteas, por supuesto, orientarle a una Filología o un grado en Historia, ni siquiera Derecho, porque le ves enfundado en una bata blanca experimentando en el laboratorio o diseñando el esquema de una complicada estructura. Sin embargo y, sin previo aviso, en medio de su paso por el instituto la cosa cambia y lo que estaba tan claro, ya no lo está tanto, y por alguna razón misteriosa, aparecen las buenas notas en las asignaturas "de letras"...A ver, pero, ¿no era de ciencias puras? ¿Qué hace esta evaluación sacando un 8 en Lengua y un 6,5 en Física y Química?....

Te lo Pones y Punto nacía con una vocación muy clara: tejer aquellas prendas de punto que el cliente no supiese, no pudiese o no quisiese tejer él mismo. Bufandas, gorros, ponchos, mantas, chaquetas, ropa de bebé... nos parecía que esa moda, más o menos abrigosa (aunque también ofrecemos prendas frescas para el verano, complementos y objetos decorativos) sería lo que el público buscase en nuestro rincón de labores. Prendas más o menos simples, tradicionales y laboriosas o bien, como las fundas para portátiles, elementos originales y personalizados para regalar.
Pero... ¿Novias? ¿Ceremonias?... Creo que no se nos pasó por la imaginación, sería como a ese estudiante de ciencias, con idea de hacer alguna Ingeniería plantearle hacer Traducción e Interpretación... ¿Veis ahora por dónde voy? Y es que, cuando se suceden en nuestro correo o Facebook, peticiones de presupuesto para una chaqueta de angora, ya sabéis, como la de
Kate Middleton, o nos encargan un chal para una ceremonia, con sinceridad, no dejamos de sorprendernos y sonreirnos ante  el rumbo tan inesperado, pero a la vez maravilloso, que ha ido tomando el proyecto. Y no sólo eso, nos hemos visto también "obligadas" a dar un giro al enfoque de los pedidos y hemos pasado de las tallas únicas de los gorros y cuellos, y orientar las ventas a prendas estandar,  a tener que tejer a medida,... ¡para una novia!... y alguna que otra vez, sin poder hacer pruebas, es decir, guiándonos por las medidas de diversos contornos, largos y anchos que nos da la clienta a distancia...
Como dicen por estas tierras gallegas...¡como cambia o conto!
Hemos ido evolucionando según
nos lo habéis ido pidiendo, como en una misma labor, haciendo y deshaciendo, echando puntos y volviéndolos a quitar, cosiendo y descosiendo... También entre nosotras viendo pros y contras, supongo que como el padre y la madre que van orientando al estudiante, ¿irá por ciencias? ¿irá por letras? Y así, también nosotras tenemos, a veces, opiniones contrapuestas y, a veces, unánimes, que nos van ayudando a dirigir este "recuncho" de ideas y madejas... y, ahora que no nos oye nadie,...os confieso que, detrás de cada una de las prendas que nos encargáis hay muchos minutos de teléfono, mail  y Whatsapp, y muchas dudas, pero también muchas risas y complicidad. Y del primer vértigo que te da pensar algo así como... " ¿¡La chaqueta de Kate Middleton!? ¿De dónde saco el patrón? Como no llame a las modistas de Buckingham Palace..." a la satisfacción de ver una sonrisa en la novia, ¡tan radiante!, y de saber que el encargo ha llegado a su destino y ha cumplido perfectamente su función: ayudar a que ese día tan especial luzca perfecto.
¿Seguimos siendo "de ciencias"...? ¡Ay! ... yo diría que las "letras" nos han conquistado, y el mundo de las novias ha llegado para hacerse un lugar de honor en nuestro rincón de labores. Como aquel que no se atreve a leer poesía porque le acompleja no entenderla y le regalan un libro y ¡zas!...surge el flechazo y ya no puede parar..., así fueron vuestros encargos de ceremonia para nosotras, la puerta a unas labores que, sabiéndolas hacer, quizá no nos atrevíamos a ofrecer en un primer contacto. Y claro que vamos a seguir realizando labores de corte tradicional, como chaquetas de uso diario, gorros para el invierno, y fundas
personalizadas para dispositivos electrónicos, ¡no todo van a ser días de gala!, pero,... novias... ahora que estáis aquí, habéis llegado para quedaros y hacerlo para siempre! Hay vida después  de la boda, lo sabemos, y por eso no hay porqué gastarse el presupuesto en una labor realizada con un material tan delicado como la angora, siempre hay propuestas para todos los bolsillos, prendas para todas las ocasiones y modelos para todos los gustos...¡Esperamos acertar con el tuyo!
Si te pones en contacto con nosotras, lo procuraremos, no te quepa duda y, aunque suene a tópico o poco sincero o a eslogan viejuno te podemos asegurar que ponemos el mismo esmero en cada prenda como si fuera única, como para nosotras... ( bueno, yo creo que, incluso, más, ....mucho más...)
Estad atentas a nuestra próxima entrada, porque me gustaría dedicarla al tema de vuestros pedidos y las dudas que se generan a la hora de decidirse por una prenda determinada. Veremos las diferencias que pueden surgir en cuanto a la calidad de los colores que se eligen y las fotos, por ejemplo, de los ovillos y la labor confeccionada, de como varían según la luz y el enfoque. También publicaremos una pequeña guía de qué medidas debéis tomaros si queréis una prenda ajustada a vuestro tipo: los contornos, los largos de manga..., etc. y también comentaremos un poco las calidades de las lanas, por ejemplo hablaremos de la angora y la angorina ¿Conocéis su diferencia? Todo esto y mucho más en nuestra próxima entrada.
Y ya sabéis, mientras tanto...elegid algo bonito para este Otoño, cada estación tiene su encanto, sólo hay que aprender a verlo, porque está ahí, ante cada uno,... ante ti.
 ¡Gracias a tod@s seguirnos!