Bienvenid@s un día más a nuestro blog y gracias por visitarlo.

Veréis,  mientras me disponía a elegir las fotos para presentaros la prenda de hoy me encontré con un serio problema, y es que mi compañera Luisa sale tan bien en todas las fotos que se me hace imposible elegir...! Así que aquí van todas.

Están sacadas a orillas del río Cabe, en Monforte de Lemos, claro. Es un paseo fluvial precioso y, en mi humilde opinión, poco aprovechado, porque, con el entorno natural que tiene tan bonito y apto para el baño, se le podía sacar mucho más partido...peeero, eso ya no se ajusta a nuestras competencias, nosotras lo dejamos caer, y si alguien lo lee, pues manos a la obra, tiene todo un invierno para preparar una playita de río estupenda, jeje...

Bueno, pero vamos ahora a lo nuestro,¿qué os parece esta chaqueta?
Además de que se ve lo bien que sienta, lo que nos gusta de esta prenda es que es muy estilosa y resulta el típico comodín de entretiempo que va bien con todo.

Está tejida en ganchillo con un hilo de algodón, No se aprecia bien pero tiene un jaspeado en gris y lavanda muy suave y va ribeteada en negro en el estilo de las típicas chaquetas de corte sastre Chanel. La manga es francesa, que no agobia nada y da mucha libertad de movimientos y la hace ideal para este tiempo, ni frío ni caluroso.

Esta es una prenda de las que tejemos para nosotras, y es que, a veces, entre cursos y encargos tenemos que sacar un ratillo para esos proyectos que vemos en las revistas o internet y que decimos: " ay, esto me lo hago, fijo que este ...( jersey, chaqueta, poncho, top, boina....)...me lo voy a hacer" y, ejem,... resulta que la cosa no va tan deprisa, vamos, que no va nada de nada. Luego resulta que tenemos familia y casa que mirar de vez en cuando, y mil ovillos en los armarios que hay que ordenar (aunque sigamos comprando y comprando más....)



 En fin, os dejamos con este modelo de Otoño, preparando ya cosillas navideñas. Yo ya probé hoy el Panettone, ¿os lo podéis creer? No me puedo resistir a él y en cuanto lo veo...¡ay!, como que me llama. Y es que hay que elegir lo que nos gusta, lo rico, lo bonito, como en Te lo pones y punto, pensamos en  elegir siempre prendas que os gusten para mostraros lo que humildemente sabemos hacer. Esperamos ya vuestros encargos para los regalitos de Navidad, recordad que además de punto y ganchillo, también hacemos trabajos en punto de cruz, broches de fieltro, amigurumis, complementos y prendas especiales para ceremonia: chales, complementos para novia como boleros de angora... En el blog podrás ver todo lo que vamos haciendo. Sé original y regala prendas con personalidad, hechas a mano y con amor, punto a punto para ti y los que más quieres.
¡Gracias por seguirnos y hasta la próxima!




Las labores de Luisa
ya tienen su bolso
Lo de tomarse unas vacaciones de verano no está mal, pero volver en Octubre...ya´stá bien de descanso, no?
Luisa ganchillando al solcito
Empiezo así, directa, porque he tenido el blog como esas labores que comienzas con ganas y vas dejando...¿No tenéis ninguna por casa? Seguro que algún pañito a punto de cruz a medio hacer con la aguja clavada y enhebrada, esa bufanda a la que sólo le faltan unas vueltas (... y que ahora la ves y ya no te gusta ni el color...), qué pereza volver a ponerse...¡¡ y lo digo yo, que "se supone" que me encanta el teje maneje¡¡ Afortunadamente, en TE LO PONES Y PUNTO, no se va a notar nada de eso en  vuestros encargos, jejeje... toooodo se entrega a tiempo.
Funda para la tablet de Merce

Y es que,normalmente ese tipo de labores que hibernan son las que hacemos para nosotras y que, a veces, dejamos descansar plácidamente sobre una esquinita del sofá, o en una bolsita en la cocina, o en un cajón del mueble del salón... y, ya se sabe, en casa del herrero... Bueno, no me lío que ya estáis viendo las fotos que acompañan esta publicación, las que demuestran que en algo nos hemos entretenido este verano.

Un agarrador de los que dan pena usar
Haciendo memoria, hemos recordado quién era Pikachu y qué eran eso de las Pokebolas, también nos hemos dedicado ha preparar quitacorrientes para las puertas de la familia, vamos, que este año el ahorro de calefacción se va a notar, hemos hecho cositas para nuestra casa y nosotras: un bolso para la labor, un agarrador, muñequitos variados que se han ido regalando a los peques de nuestros amigos...Y, bueno, algunas otras cosillas que nos reservamos, como una chaqueta super chula a ganchillo, que hizo Luisa, pero os la presentamos en otra publi ( la chaqueta, a Luisa ya la conocéis, jeje!!)


Algunas hasta botan y todo...!
Pero esto no es todo, no os vayáis a pensar, está la vuelta al cole, y nos referimos a preparar los cursos de ganchillo y tejer que comenzamos esta semana. Es curioso, me comenta Luisa, ( que es la profe ) cómo una sabe tejer y ganchillar desde niña pero a la hora de explicar a otros cómo se hace te encuentras con un reto que, aunque estupendo y gratificante, te lleva a "repasar" toooodas las técnicas y buscar medios claros y sencillos para que, sea el nivel que tengan las alumnas*, puedas hacerte entender y te sigan.
Pokebolas para llevar
Yo sé que ella lo hace genial, y no es peloteo, lo sé por experiencia: ella me enseñó a mi, y tuvo mucha paciencia y me dedicó su saber con mucho cariño... (ains, que me pongo sentimental!!) Así que animaos a apuntaros, poneos en contacto para reservar plaza!
Pues eso, que muy, muy vagas no hemos estado, también hemos comprado libros de labores, hemos hecho pedidos de lanas, hemos entregado encargos, hemos hecho fotos...; algún día tenía que escribir un post comentando cómo nace una labor: desde que se compra la revista, se elige el modelo, se compran las lanas, se hace la muestra....en fin, no sigo, pero le tengo ganas al tema porque os daréis cuenta que, dentro del precio que se le pone a una labor hecha a mano están muchas horas, no sólo las de la elaboración propiamente dicha, están muchas más, incluídas estas en las que estamos frente al ordenador.
Pikachu vuelve a estar de moda
¿Al principio os dije que no me iba a enrollar? ¿No? Pues por algo no lo hice... Muchas gracias por seguir visitando el blog, pretende ser un escaparate para nuestras labores pero también una ventanita en la cual asomarnos y que nos conozcáis un poco más; y si, de paso que nos conocemos encontráis algo bonito, pues, genial: no lo dudéis, y... ELEGIDLO..!!

Aquí tenéis más fotos del verano de las Labores de Luisa y Loida y estamos preparando muchas cosillas que os mostraremos en las próximas semanas. Seguidnos en Facebook y visitadnos siempre que queráis con sugerencias y comentarios.


GRACIAS!!
Ahí estamos, "descansando" del baño y haciendo Pokebolas
Que todas las corrientes sean las de las cuentas...
Si Borja se pone a hacer bricolage
hay que ponerle el toque hogareño
Bajo el ganchillo multicolor
una bobina de madera
que hace de mesa de salón

*He escrito alumnas, deliberadamente en femenino, ya que, hasta ahora todos nuestros alumnos en los cursos han sido chicas. No necesito decir que los hombres están invitados a apuntarse, faltaría más, que se sepa tejen igual de bien que las mujeres, ( y para muestra un botón ) Podría haber usado la invención neutra alumn@s. No lo hago, pero sí el inciso ya que, lamentablemente, en los tiempos que corren, estas suspicacias conviene aclararlas.



Ovillos de trapillo comprados en "Faino Tí"
Santiago de Compostela

¿Qué es eso del trapillo? Comenzamos de manera directa y contundente para hablaros de este material que inunda los portales de labores y los bazares orientales desde hace años. Hay tutoriales en Youtube, patrones en Pinterest, ovillos y bobinas en las ferias y, más o menos nos hacemos una idea de lo que es: una especie de hilo muy, muy gordo que sirve para tejer o ganchillar a lo grande. Es muy posible que hayáis comprado o utilizado trapillo alguna vez, pero, ¿sabéis su origen? Pongámonos culturetas y vayamos primero a la raíz de la palabra trapillo: trapo. Trapo procede del latín drappus, "paño o tela", pero fijaos qué curioso, la procedencia indoeuropea de esta palabra es la misma para "dermos" de los griegos, que, conociendo algunas como dermatolólogo o epidermis ya sabéis que significa: piel.


Conejito-cesta de Te lo pones y punto
Pero, ni los romanos ni los griegos ganchilleaban, (que sepamos) así que volvamos a trapillo, que es el término tal cual lo utilizamos nosotros. Hay un dicho "ir de trapillo" que según el DRAE significa ir con vestido llano y casero y que a su vez proviene de una costumbre que tenía lugar en la corte española, en los madriles, allá por el siglo XVII. El caso es que los nobles, hartos de su vida regalada, sus sedas y sus brocados, se iban a las romerías populares y se mezclaban con la plebe vistiendo como ellos; vamos que es como cuando te cansas de tanto Prada y Dior y te vas al Zara del barrio, te suena, no? Pues esto es igual, aunque ir de trapillo o a trapear también es ir de mercadillo y revolver, cosa que nos encanta, sumergirnos en esas pilas de ropa multicolor al grito de "¡¡¡Dos prendas tres euros, señora!!!" Pero esta forma no es la que buscamos, si lo que queremos es hablar de labores; nuestro trapillo nos viene dado del portugués "trapilho", que no es más que el diminutivo de trapo en ese idioma.

No es casual que el trapillo lo hayamos heredado de nuestro país vecino, con gran tradición en la venta de telas de algodón, ¿quién no ha ido al menos alguna vez a Portugal en busca de toallas, sábanas, manteles o camisetas?
Romería del trapillo o de San Marcos se celebra en Madrid
el 25 de Abril
Pues de los restos del material para hacer esas prendas sale el trapillo: de los orillos de los rollos de tela, los extremos que se quedan sin tintar, etc... En Portugal, muchas mujeres en las zonas frías de las sierras utilizaban los restos de las telas para hacer colchas, una labor de aprovechamiento y reciclaje como el patchwork americano; ya sabéis, cuando hay necesidad, como dicen las abuelas "aquí no se tira nada, oiga" Resulta maravilloso comprobar cómo la inventiva y el instinto llevan a personas de diferentes culturas y procedencias a un resultado similar: unir restos de telas para elaborar prendas nuevas...ahora el proceso es industrial, pero sigue siendo una actividad que surge de la misma idea: nada se tira, todo se aprovecha.

Farrafa o jarrapa de telar
¿Habéis tenido alguna vez una farrapa o jarapa en casa? Preciosas alfombras típicas de la artesanía mediterránea, pues, sin saberlo, comprasteis una labor de trapillo, de reciclaje, ya veis, sin estar de moda, aunque esta se elabore usando la técnica del telar. Nosotros, normalmente usamos el trapillo para ganchillar, eso si, tañamo XXL. En España nuestro trapillo viene de Cataluña, principalmente, comunidad con gran tradición en la industria textil, y últimamente, con el furor de las labores, las grandes firmas de lanas se han apuntado al trapillo de calidad, más ligero, uniforme y de colores más atractivos (también más caro, todo hay que decirlo).
Mochila con flecos Te lo pones y punto

A nivel casero hay gente que hace trapillo con bolsas de plástico, rafia y hasta cinta de los cassettes antiguos...
Diversos tamaños de ganchillo
Se puede hacer en casa con camisetas viejas, pero claro, hay que tener mucha camiseta para tirar si queremos conseguir suficiente trapillo para una labor. A modo de curiosidad, si queréis buscar trapillo en otros idiomas poned en google crochet XXL, rolled fabric, T-shirt yarn, Zpaguetti, Fettuccia...Vale, ya sabemos lo que es el trapillo, y ahora ¿qué hacemos con él? Pues de todo: cestas, alfombras, mochilas, puffs, muñecos, collares... ¿Qué técnica usamos? Ganchillo, dos agujas y nuestras propias manos. Vayamos por partes; para las que hemos aprendido con un ganchillo finito y un hilo para hacer puntilla, el trapillo es como una aberración de la naturaleza, es como si a un chef experto en canapés ninúsculos le presentan una hogaza de pan de dos kilos para hacer un bocadillo. Bueno, que no, que no es para tanto, al contrario, es toda una experiencia coger un ganchillo nº 15 cuando estabas acostumbrada a un 2,5 y pensad que hay muchas cosas que no podríamos hacer con un hilo muy fino.
Cestas con forma de estrella
Te lo pones y punto

 En Te lo pones y punto ya hemos dado un curso en colaboración con la tienda y espacio creativo de Monforte de Lemos Vandergoes donde hicimos cestas con trapillo y comprobamos con mucha alegría como gusta
Luisa enseñando técnica para hacer cestas
en un taller monográfico impartido en
Vandergoes.
esta labor y lo fácil que resulta comenzar. Muchas os animasteis y ahora estamos impartiendo un curso de ganchillo donde conoceremos todos los puntos paso a paso y a usar la técnica  para elaborar distintas prendas o complementos con distintos hilos, lanas, etc. Años atrás estaba visto como algo viejuno aprender labores, era mucho mejor ir a informática o inglés para las niñas que aprender a  manejar las agujas; personalmente, creo que es un gran error andar a vueltas con esos prejuicios y simultanear las actividades es lo más provechoso. Antes era un estereotipo de mujer anticuada aquella que se tejía sus jerséis y se nos presentaba la imagen de sofisticación en la que vestía ropa de nylon; ahora hay que hacerlo tooodo a mano para ser la mujer perfecta: las conservas, el pan y la decoración de la fiesta de cumpleaños de tus hijos, con caligrafía a pluma, juegos tradicionales al aire libre y galletas eco-bio-lógicas.


Así de bonitos quedaban vuestros trabajos
Cesta con adorno de borlas
Te lo pones y punto
No hay nada lógico en las modas, pero si aprendéis a hacer algo por vosotr@s mism@s es una destreza que tendréis para siempre y que podréis transmitir, os proporciónará bienestar y ya pueden pasar una y mil modas que la experiencia de saber hacerlo nadie os la quitará. Si podéis y queréis aprender, hacedlo, disfrutad de ello esté de moda o no. Claro que, si sois de l@s que lo queréis todo hecho y listo para entregar,...( y ahora barro a tope para casa) nos tenéis a nosotras para ganchillear o tejer, ya sabéis, año a año seguimos aprendiendo, sí, sí, las que llevamos como treinta años entre hilos y agujas, seguimos encontrando desafíos en el camino y arrugamos el ceño ante una revista diciendo.." pero, y esto ¿cómo se hace? " o "¿pero esto se hace con agujas? Ya veis, y seguimos haciendo y deshaciendo, como no!

Canastilla de bautizo Te lo pones y punto
 y completada por Vandergoes



Cesta personalizada, encargo de Angeles chuches y detalles

Alfombra 100% artesana hecha en trapillo por
Te lo pones y punto


Cesta en dos colores Te lo pones y punto
Si eres de Monforte o alrededores mándanos un mensaje a nuestro Facebook si tienes en mente regalar o disfrutar tu misma de una labor 100% hecha a mano y con amor; y si vives en cualquier otra parte también, porque hacemos envíos a toda España. Si te gusta lo artesano y original tu lugar es Te lo pones y punto.
Luisa y Loida te estamos esperando para que nos cuentes que andas buscando y estaremos encantadas de elegir, contigo, algo bonito.

¡Gracias por leernos y seguirnos, hasta pronto!


Cesta de labores, marca de la casa!!

Protege de corrientes tu casa con trapillo, como hace Luisa!

Ya estamos de vuelta.
Habíamos tenido el blog un tanto olvidado y nos habíamos centrado más en Facebook, quizá por lo inmediato de las publicaciones y la cercanía a todas y todos vosotr@s que ya sois cada día más. Y eso nos gusta. Veréis, por un tiempo hemos estado inmersas en la práctica de una técnica japonesa de ganchillo, conociendo su dificultad, sacando patrones, haciendo y deshaciendo... Si, la verdad es que la técnica es japonesa, pero no es de esas milenarias, ni hemos probado nada tan exótico que no conozcáis ya o al menos que no os suene. Con la técnica del AMIGURUMI (verdad que os suena?) ya habíamos hecho algunas cosillas por encargo, pero no nos habíamos detenido suficientemente en ello,
vamos que nosotras éramos más del ganchillo tradicional: puntillas, chales, prendas de complemento como gorros y cuellos, algún bolso..., pero, poco a poco, y bien sea por encargos como por iniciativa propia, han salido de nuestro rincón de labores una buena pandilla de animalitos de todas las formas y colores: vacas, osos, conejos, jabalíes, gatos.... Si una palabra define a Te lo pones y punto es esta: evolución.
Desde que empezamos no ha habido un mes igual al otro: cuando creíamos que nuestro futuro estaba en las bufandas, nos encargan complementos para novias, cuando nos centramos en recopilar patrones para bodas, nos encargan para recién nacido....y así. Pero estamos encantadas, es una actividad que no te deja tiempo para la rutina, siempre estamos pensando que ofrecer nuevo y qué técnica nueva practicar. No hay revista de labores con algo diferente que no acabemos comprando, ni tablero de Pinterest que no revisemos para buscar el patrón que queremos hacer, incluso en otros idiomas.
Pero hablemos del Amigurumi.
Amigurumi  編み包み  literalmente "peluche tejido", es una tendencia o moda japonesa que consiste en tejer pequeños muñecos mediante técnicas de ganchillo. Los amigurumis toman forma principalmente de animales como ositos, conejos, gatos o perros, pero también adquieren otras formas como comidas, plantas, e incluso accesorios como bolsos, bisutería, etc. Más allá de su uso como figurita decorativa o juguete, el objetivo que persiguen los amigurumis es alimentar el espíritu de niño que todos llevamos dentro. Por lo tanto no se trata de un objeto puramente infantil. Estas figuritas están ligadas a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Forman parte de la cultura o estilo de vida kawaii, tratando de rodearse de cosas , que diríamos por aquí, monas y cucas, ou en galego "cousas curriñas" En Japón creen que proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y
Te lo pones y punto
puestos de trabajo y es usual verlos en las oficinas, al lado de los ordenadores como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa. Ya veis, más que un muñeco son toda una filosofía. En España quizá no tengan ese simbolismo tan espiritual; ya sabemos que en Japón todo se sublima y cada ceremonia tiene una importancia casi mística  y donde nosotros para tomarnos un té ponemos una bolsita de infusión en una taza y añadimos agua caliente, los japoneses tardan años en aprender a hacer correctamente la ceremonia del té Cha-no-yu, que tiene una duración de unas cuatro horas,...

Quedémonos en que los amigurumis nos han conquistado, ya sea en forma de un minion, de una vaquita lechera, de un porco bravo... nos encantan. Cada vez más son las tiendas de manualidades y lanas las que nos ofrecen material para hacerlos,
Te lo pones y punto
aunque en lugares como Monforte o Lugo todavía haya que bucear en las mercerías buscando ojos y narices... Ya veis, somos una especie de doctor Frankenstein cuando montamos las piezas de nuestros amigurumis, y es que hay algunos que tienen un buen número de partes diferentes que coser; un minion, entre dedos, piernas y brazos por ejemplo, tiene más de diez. Y hay que cuidar los detalles cuando hay niños de por medio; en nuestros sonajeros o muñecos para bebés utilizamos ojos de seguridad ( con un tope que hace imposible que lo saquen y resulte peligroso al llevarlo a la boca...) o los bordamos, para evitar accidentes. Por supuesto contamos con la atención de padres y madres sobre los niños, pero toda precaución es poca. Como decíamos, los amigurumis nos permiten hacer preciosos detalles únicos a nustros niños y niñas, pero no os quedéis
Te lo pones y punto
con que son muñecos simplemente: se pueden hacer llaveros, broches, tu mascota preferida, un pastel que dure para siempre....Nos encantará recibir vuestras sugerencias. En todas estas fotos hay ejemplos que os pueden servir como muestra de las cosillas que se hacen con esta técnica, (ya veis que no solo son animalitos), y lo que hemos ido haciendo nosotras gracias a vuestros encargos. ¿Queréis vuestro amigurumi? Pues ya sabéis como encontrarnos: en Facebook, en nuestra web teloponesypunto.weebly.com o dejando vuestros comentarios aquí, en nuestro blog que es también el vuestro. Gracias por seguirnos y por elegir algo bonito, nosotras, humildemente, pensamos que así es Te lo pones y punto ¿Y vosotr@s, ....que opináis?
Te lo pones y punto
Estoy pensando en que tengo que presentaros a unos simpáticos y traviesillos pequeñajos , protagonistas de una peli, que lo han teñido todo de amarillo a nuestro alrededor...Con sus gafotas y sus ojos grandes, o SU ojo grande, a veces,... con su extraña jerga que, a pesar de ser una mezcolanza de todos los idiomas, curiosamente entendemos sin traducción.En fin, pues eso, que estoy pensando que tengo que hablaros un poco de ello y, esta es la cuestión, no he visto ninguna de sus películas. Eso sí, me las han contado y requetecontado, me sé algunas de sus frases, he visto algunas escenas y hasta me he reído, peeeero, debo decir que un día de estos, sí, de estos tan fríos y lluviosos, por lo menos por esta parte de Lugo que abarca desde la Muralla de Lugo al Castillo de Monforte de Lemos (pasando por el corredor de altas prestaciones, por supuesto), cogeré la manta, me sentaré en el sofá y me pondré al día del mundo de los Minions.
De todas maneras tengo la sensación de conocerlos bastante desde que los he ido haciendo pieza a pieza...Estos amigurumis, que así es como los llamamos en el mundillo del crochet o ganchillo, están hechos punto a punto y todos se personalizan con detalles que los distinguen: el pelo, la sonrisa, los ojos...Si os gustan, o sabéis que le gustan a vuestros amigos, hijos, sobrinos, etc, podéis hacer con ellos un regalo muy original, ya que se pueden encargar a vuestro gusto, incluso en su expresión. Estos están bastante contentos, pero, si os apetece, podemos hacer uno muy cabreado (ya se sabe, en plan  crisis y eso...) Os dejamos algunas de las fotos que les hemos hecho, podéis mandarnos mensajes al Facebook o dejar aquí mismo algún comentario, nos encantará saber qué os parecen. Del mismo modo si queréis encargar alguno, poneos en contacto y nos ponemos manos a la aguja. Recordad que seguimos volcadas en las prendas de frío, ¡como no!, parecía que el invierno no llegaba pero ya veis que ha llegado con nieve y todo. Os esperamos con gorros, bufandas, chaquetas, ponchos... y si te casas, estás de suerte porque podemos tejer para ti la chaquetita de angora más suave, delicada y a la medida que podrás encontrar y que te permitirá lucir vestido y estar maravillosa. Ya lo sabes, no pases frío, pásate a Te lo Pones y Punto y elige algo bonito.
Gracias por estar ahí y hasta pronto!




Junto a los Minions, una de nuestras fundas para portátil.






¡Feliz año!.... Eso lo primero, por supuesto. Aquí me tenéis, quitando los copitos de nieve que caían en el blog y la música de fondo navideña. Es un hecho: ya nos hemos comido la pularda, el bacalao, los turrones, las uvas y el roscón y, más o menos, por ese orden; todo ello regado con vinos, coca-colas, cervecitas y cava... y ahora qué toca?...¡¿Gimnasio?!... No nos pongamos drásticos, tranquilidad ante todo, que eso de ir en Enero a hacer pesas es más mito que otra cosa. Bastante ejercicio me parece a mi quitar las girnaldas, el espumillón, las bolas, la corona de la puerta, desmontar el árbol, las luces, y volverlo a llevar al rincón del rocho o del desván donde descansaba todo ello antes de Diciembre. Y qué decir de tener que tirar a diversos contenedores de reciclaje los envoltorios de los regalos, los plásticos, las botellas, las cajas...y guardar toooooda la vajilla extra que hemos tenido que usar para dar de comer al cuñado, a la suegra, a los hijos, a los nietos...Lavar manteles, rascar las bandejas del asado y, cómo no, cuidar de que la plantita roja de Navidad, la tal Poinsettia, no se nos marchite...Vamos,  que me río
yo del pilates, la zumba y el crossfit todo junto. ¿No os parece que después de las Navidades debería de haber otras vacaciones post-Navidad, en plan relax, spa, chillout....para llegar a Enero con el cuerpo medianamente preparado para empezar el año?
Bueno, bueno, que no es para tanto, la verdad es que lo pasa uno muy bien y agradece ver a la familia, atracarse un poco más de la cuenta (por aquello de que "ya que se compró no se va a tirar y esto se come una vez al año y ya se sabe que así no hace daño), y, en fin, los regalitos, ...que sí, que ya sabemos que hay de todo y algunos van al compra-venta...., pero gusta mucho darlos y recibirlos, también.
Y hablando de regalitos..., sabemos que los reyes han venido a buscar algunas prendas hechas a mano a nuestro rincón de labores y las han dejado en las zapatillas de algunos de vosotros. Esperamos que os hayan gustado, ya sabéis que podéis enviarnos las fotos a Facebook o al mail, nos gustará mucho ver qué tal os sientan los gorros, las bufandas, los broches de fieltro. Nosotras lo hemos hecho todo con el mismo esmero de siempre, y en estas fechas, con más emoción si cabe. Este año que empieza no podemos previsualizarlo, claro, como las entradas del blog que repasas para ver como quedan antes de publicarlas, pero si que podemos hablar del que ya pasó y daros las gracias por el interés que habéis mostrado en nuestro pequeño proyecto, que para nosotras es muy grande y llevamos con ganas e ilusión. Gracias por haber pensado en nosotras para llevar prendas en días muy importantes, como vuestra boda, o para no pasar frío en lo cotidiano, o para un regalito sencillo,...en fin, gracias por vuestros likes en Facebook y vuestros comentarios que alimentan, día a día, este rinconcito de labores.
Os esperamos este 2016 con novedades, ya estamos entrenando los dedos para nuevas labores que os iremos presentando, pero lo más importante es que nos hagáis llegar vuestros encargos con vuestras ideas y gustos y nosotras buscaremos la prenda que más se ajuste a la ocasión y al estilo. Para este nuevo 2016 nosotras elegimos algo bonito, y es estar con todas vosotras y con todos vosotros un año más. ¿Quá vas a elegir tú? ...
Recibe un saludo muy cariñoso de Luisa y Loida. Hasta pronto!!