Ya estamos de vuelta.
Habíamos tenido el blog un tanto olvidado y nos habíamos centrado más en Facebook, quizá por lo inmediato de las publicaciones y la cercanía a todas y todos vosotr@s que ya sois cada día más. Y eso nos gusta. Veréis, por un tiempo hemos estado inmersas en la práctica de una técnica japonesa de ganchillo, conociendo su dificultad, sacando patrones, haciendo y deshaciendo... Si, la verdad es que la técnica es japonesa, pero no es de esas milenarias, ni hemos probado nada tan exótico que no conozcáis ya o al menos que no os suene. Con la técnica del AMIGURUMI (verdad que os suena?) ya habíamos hecho algunas cosillas por encargo, pero no nos habíamos detenido suficientemente en ello,
vamos que nosotras éramos más del ganchillo tradicional: puntillas, chales, prendas de complemento como gorros y cuellos, algún bolso..., pero, poco a poco, y bien sea por encargos como por iniciativa propia, han salido de nuestro rincón de labores una buena pandilla de animalitos de todas las formas y colores: vacas, osos, conejos, jabalíes, gatos.... Si una palabra define a Te lo pones y punto es esta: evolución.
Desde que empezamos no ha habido un mes igual al otro: cuando creíamos que nuestro futuro estaba en las bufandas, nos encargan complementos para novias, cuando nos centramos en recopilar patrones para bodas, nos encargan para recién nacido....y así. Pero estamos encantadas, es una actividad que no te deja tiempo para la rutina, siempre estamos pensando que ofrecer nuevo y qué técnica nueva practicar. No hay revista de labores con algo diferente que no acabemos comprando, ni tablero de Pinterest que no revisemos para buscar el patrón que queremos hacer, incluso en otros idiomas.
Pero hablemos del Amigurumi.
Amigurumi  編み包み  literalmente "peluche tejido", es una tendencia o moda japonesa que consiste en tejer pequeños muñecos mediante técnicas de ganchillo. Los amigurumis toman forma principalmente de animales como ositos, conejos, gatos o perros, pero también adquieren otras formas como comidas, plantas, e incluso accesorios como bolsos, bisutería, etc. Más allá de su uso como figurita decorativa o juguete, el objetivo que persiguen los amigurumis es alimentar el espíritu de niño que todos llevamos dentro. Por lo tanto no se trata de un objeto puramente infantil. Estas figuritas están ligadas a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Forman parte de la cultura o estilo de vida kawaii, tratando de rodearse de cosas , que diríamos por aquí, monas y cucas, ou en galego "cousas curriñas" En Japón creen que proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y
Te lo pones y punto
puestos de trabajo y es usual verlos en las oficinas, al lado de los ordenadores como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa. Ya veis, más que un muñeco son toda una filosofía. En España quizá no tengan ese simbolismo tan espiritual; ya sabemos que en Japón todo se sublima y cada ceremonia tiene una importancia casi mística  y donde nosotros para tomarnos un té ponemos una bolsita de infusión en una taza y añadimos agua caliente, los japoneses tardan años en aprender a hacer correctamente la ceremonia del té Cha-no-yu, que tiene una duración de unas cuatro horas,...

Quedémonos en que los amigurumis nos han conquistado, ya sea en forma de un minion, de una vaquita lechera, de un porco bravo... nos encantan. Cada vez más son las tiendas de manualidades y lanas las que nos ofrecen material para hacerlos,
Te lo pones y punto
aunque en lugares como Monforte o Lugo todavía haya que bucear en las mercerías buscando ojos y narices... Ya veis, somos una especie de doctor Frankenstein cuando montamos las piezas de nuestros amigurumis, y es que hay algunos que tienen un buen número de partes diferentes que coser; un minion, entre dedos, piernas y brazos por ejemplo, tiene más de diez. Y hay que cuidar los detalles cuando hay niños de por medio; en nuestros sonajeros o muñecos para bebés utilizamos ojos de seguridad ( con un tope que hace imposible que lo saquen y resulte peligroso al llevarlo a la boca...) o los bordamos, para evitar accidentes. Por supuesto contamos con la atención de padres y madres sobre los niños, pero toda precaución es poca. Como decíamos, los amigurumis nos permiten hacer preciosos detalles únicos a nustros niños y niñas, pero no os quedéis
Te lo pones y punto
con que son muñecos simplemente: se pueden hacer llaveros, broches, tu mascota preferida, un pastel que dure para siempre....Nos encantará recibir vuestras sugerencias. En todas estas fotos hay ejemplos que os pueden servir como muestra de las cosillas que se hacen con esta técnica, (ya veis que no solo son animalitos), y lo que hemos ido haciendo nosotras gracias a vuestros encargos. ¿Queréis vuestro amigurumi? Pues ya sabéis como encontrarnos: en Facebook, en nuestra web teloponesypunto.weebly.com o dejando vuestros comentarios aquí, en nuestro blog que es también el vuestro. Gracias por seguirnos y por elegir algo bonito, nosotras, humildemente, pensamos que así es Te lo pones y punto ¿Y vosotr@s, ....que opináis?
Te lo pones y punto