Ovillos de trapillo comprados en "Faino Tí"
Santiago de Compostela

¿Qué es eso del trapillo? Comenzamos de manera directa y contundente para hablaros de este material que inunda los portales de labores y los bazares orientales desde hace años. Hay tutoriales en Youtube, patrones en Pinterest, ovillos y bobinas en las ferias y, más o menos nos hacemos una idea de lo que es: una especie de hilo muy, muy gordo que sirve para tejer o ganchillar a lo grande. Es muy posible que hayáis comprado o utilizado trapillo alguna vez, pero, ¿sabéis su origen? Pongámonos culturetas y vayamos primero a la raíz de la palabra trapillo: trapo. Trapo procede del latín drappus, "paño o tela", pero fijaos qué curioso, la procedencia indoeuropea de esta palabra es la misma para "dermos" de los griegos, que, conociendo algunas como dermatolólogo o epidermis ya sabéis que significa: piel.


Conejito-cesta de Te lo pones y punto
Pero, ni los romanos ni los griegos ganchilleaban, (que sepamos) así que volvamos a trapillo, que es el término tal cual lo utilizamos nosotros. Hay un dicho "ir de trapillo" que según el DRAE significa ir con vestido llano y casero y que a su vez proviene de una costumbre que tenía lugar en la corte española, en los madriles, allá por el siglo XVII. El caso es que los nobles, hartos de su vida regalada, sus sedas y sus brocados, se iban a las romerías populares y se mezclaban con la plebe vistiendo como ellos; vamos que es como cuando te cansas de tanto Prada y Dior y te vas al Zara del barrio, te suena, no? Pues esto es igual, aunque ir de trapillo o a trapear también es ir de mercadillo y revolver, cosa que nos encanta, sumergirnos en esas pilas de ropa multicolor al grito de "¡¡¡Dos prendas tres euros, señora!!!" Pero esta forma no es la que buscamos, si lo que queremos es hablar de labores; nuestro trapillo nos viene dado del portugués "trapilho", que no es más que el diminutivo de trapo en ese idioma.

No es casual que el trapillo lo hayamos heredado de nuestro país vecino, con gran tradición en la venta de telas de algodón, ¿quién no ha ido al menos alguna vez a Portugal en busca de toallas, sábanas, manteles o camisetas?
Romería del trapillo o de San Marcos se celebra en Madrid
el 25 de Abril
Pues de los restos del material para hacer esas prendas sale el trapillo: de los orillos de los rollos de tela, los extremos que se quedan sin tintar, etc... En Portugal, muchas mujeres en las zonas frías de las sierras utilizaban los restos de las telas para hacer colchas, una labor de aprovechamiento y reciclaje como el patchwork americano; ya sabéis, cuando hay necesidad, como dicen las abuelas "aquí no se tira nada, oiga" Resulta maravilloso comprobar cómo la inventiva y el instinto llevan a personas de diferentes culturas y procedencias a un resultado similar: unir restos de telas para elaborar prendas nuevas...ahora el proceso es industrial, pero sigue siendo una actividad que surge de la misma idea: nada se tira, todo se aprovecha.

Farrafa o jarrapa de telar
¿Habéis tenido alguna vez una farrapa o jarapa en casa? Preciosas alfombras típicas de la artesanía mediterránea, pues, sin saberlo, comprasteis una labor de trapillo, de reciclaje, ya veis, sin estar de moda, aunque esta se elabore usando la técnica del telar. Nosotros, normalmente usamos el trapillo para ganchillar, eso si, tañamo XXL. En España nuestro trapillo viene de Cataluña, principalmente, comunidad con gran tradición en la industria textil, y últimamente, con el furor de las labores, las grandes firmas de lanas se han apuntado al trapillo de calidad, más ligero, uniforme y de colores más atractivos (también más caro, todo hay que decirlo).
Mochila con flecos Te lo pones y punto

A nivel casero hay gente que hace trapillo con bolsas de plástico, rafia y hasta cinta de los cassettes antiguos...
Diversos tamaños de ganchillo
Se puede hacer en casa con camisetas viejas, pero claro, hay que tener mucha camiseta para tirar si queremos conseguir suficiente trapillo para una labor. A modo de curiosidad, si queréis buscar trapillo en otros idiomas poned en google crochet XXL, rolled fabric, T-shirt yarn, Zpaguetti, Fettuccia...Vale, ya sabemos lo que es el trapillo, y ahora ¿qué hacemos con él? Pues de todo: cestas, alfombras, mochilas, puffs, muñecos, collares... ¿Qué técnica usamos? Ganchillo, dos agujas y nuestras propias manos. Vayamos por partes; para las que hemos aprendido con un ganchillo finito y un hilo para hacer puntilla, el trapillo es como una aberración de la naturaleza, es como si a un chef experto en canapés ninúsculos le presentan una hogaza de pan de dos kilos para hacer un bocadillo. Bueno, que no, que no es para tanto, al contrario, es toda una experiencia coger un ganchillo nº 15 cuando estabas acostumbrada a un 2,5 y pensad que hay muchas cosas que no podríamos hacer con un hilo muy fino.
Cestas con forma de estrella
Te lo pones y punto

 En Te lo pones y punto ya hemos dado un curso en colaboración con la tienda y espacio creativo de Monforte de Lemos Vandergoes donde hicimos cestas con trapillo y comprobamos con mucha alegría como gusta
Luisa enseñando técnica para hacer cestas
en un taller monográfico impartido en
Vandergoes.
esta labor y lo fácil que resulta comenzar. Muchas os animasteis y ahora estamos impartiendo un curso de ganchillo donde conoceremos todos los puntos paso a paso y a usar la técnica  para elaborar distintas prendas o complementos con distintos hilos, lanas, etc. Años atrás estaba visto como algo viejuno aprender labores, era mucho mejor ir a informática o inglés para las niñas que aprender a  manejar las agujas; personalmente, creo que es un gran error andar a vueltas con esos prejuicios y simultanear las actividades es lo más provechoso. Antes era un estereotipo de mujer anticuada aquella que se tejía sus jerséis y se nos presentaba la imagen de sofisticación en la que vestía ropa de nylon; ahora hay que hacerlo tooodo a mano para ser la mujer perfecta: las conservas, el pan y la decoración de la fiesta de cumpleaños de tus hijos, con caligrafía a pluma, juegos tradicionales al aire libre y galletas eco-bio-lógicas.


Así de bonitos quedaban vuestros trabajos
Cesta con adorno de borlas
Te lo pones y punto
No hay nada lógico en las modas, pero si aprendéis a hacer algo por vosotr@s mism@s es una destreza que tendréis para siempre y que podréis transmitir, os proporciónará bienestar y ya pueden pasar una y mil modas que la experiencia de saber hacerlo nadie os la quitará. Si podéis y queréis aprender, hacedlo, disfrutad de ello esté de moda o no. Claro que, si sois de l@s que lo queréis todo hecho y listo para entregar,...( y ahora barro a tope para casa) nos tenéis a nosotras para ganchillear o tejer, ya sabéis, año a año seguimos aprendiendo, sí, sí, las que llevamos como treinta años entre hilos y agujas, seguimos encontrando desafíos en el camino y arrugamos el ceño ante una revista diciendo.." pero, y esto ¿cómo se hace? " o "¿pero esto se hace con agujas? Ya veis, y seguimos haciendo y deshaciendo, como no!

Canastilla de bautizo Te lo pones y punto
 y completada por Vandergoes



Cesta personalizada, encargo de Angeles chuches y detalles

Alfombra 100% artesana hecha en trapillo por
Te lo pones y punto


Cesta en dos colores Te lo pones y punto
Si eres de Monforte o alrededores mándanos un mensaje a nuestro Facebook si tienes en mente regalar o disfrutar tu misma de una labor 100% hecha a mano y con amor; y si vives en cualquier otra parte también, porque hacemos envíos a toda España. Si te gusta lo artesano y original tu lugar es Te lo pones y punto.
Luisa y Loida te estamos esperando para que nos cuentes que andas buscando y estaremos encantadas de elegir, contigo, algo bonito.

¡Gracias por leernos y seguirnos, hasta pronto!


Cesta de labores, marca de la casa!!

Protege de corrientes tu casa con trapillo, como hace Luisa!